Somos lo que Somos – Rock en La Minga II

Flavio Flores Fernández, Jorge Carrizo, Ramón Úsqueda, Iousune Mooney, Sebastián Holtz, Tomás Magaquián y Fernando Varela es la iniciativa hecha realidad con el claro objetivo de fomentar la cultura y el arte En y Para Tinogasta. 

Rock en La Minga II fue la segunda convocatoria de bandas en vivo en el Departamento en un contexto de pandemia que dejó casi avasallado al rock y al under tinogasteño.
Una impronta que, en esta ocasión, se desarrolló con mujeres, todas al frente, vocalistas y músicos excelentes.

Carolina Ibarra, música y compositora, y Penumbra, una banda de rock/metal alternativo fueron las elegidas para el espectáculo nocturno, agrupaciones con virtuosismo y calidad musical que nos dejaron en claro que la escena catamarqueña es, de hecho, cuna de artistas increíbles.
Tuvieron la oportunidad de compartir en esta ocasión dos cantantes locales, Carolina Fernández y Iosune Mooney (Sinestesia), para quienes miembros de la Organización tuvieron el placer de completar sus formaciones para que puedan actuar y dar un increíble show ambientado desde el pop-rock al rock’n roll y blues.
Una noche de gran variedad musical y un espectáculo de fuego que dio partida a este gran evento que el público supo disfrutar y corear.

Carolina Fernández es quien inauguró el show, con una banda conformada por Ramón Úsqueda en batería, Fernando Varela en bajo y Tomás Magaquián en guitarra y segunda voz.

Abrieron con dos covers de Dread Mar I y un tema de los Enanitos Verdes y cerraron con canciones populares de Airbag.

Sinestesia comenzó con “Rock de la mujer perdida”, de Los Gatos, una presentación que puso el énfasis en clásicos del rock’n roll, reggae y blues. Una fuerte presencia compositiva de la cantante, con canciones de su propia autoría, que fue completada con Jorge Carrizo en batería, Flavio Flores Fernández en guitarra y segunda voz y Seba Holtz en bajo.

Dando continuidad al evento subió Carolina Ibarra, tocando  canciones de su disco ‘Manos’. Una presentación increíble alternando entre el folk, el rock y reggae y cerrando con la primera canción de su álbum: Como un cuento / Mujer. Carlos Aybar en guitarra, Sebastián Holtz en bajo y Ramón Úsqueda fueron quienes dieron la posibilidad de que ella pueda realizar un hermoso show.

Para finalizar la noche, y subiendo de tono al ambiente, llegó Penumbra, la formación catamarqueña que rememoró el éxtasis nü metalero tocando canciones icónicas de Disturbed, Linkin Park, System of a Down y cerrando con Sweet Dreams, de Marlyn Manson. También sorprendiéndonos con canciones de autoría propia, que la gente aclamó y coreó, como en el caso de su single “Tormento”.

Lilen Olima, la frontwoman de la banda, Jerry Lobos vocalista/screammer y bajista; Luciano Marangoni en guitarra y coros, Juanma Ramos en guitarra y Dana Cativa en percusión son Penumbra, una banda que cerró esta espectacular noche que sigue dando pie a motivar el impulso cultural y artístico de nuestro Departamento.

¡Hola, somos Penumbra!

Desde el momento en el que llegamos al departamento Tinogasta, sentimos que nunca nos fuimos de nuestro hogar ya que el recibimiento de los chicos de la organización “Somos lo que somos”, como el de la gente, superó nuestras expectativas. Nos brindaron una estadía cálida y acogedora, dando lugar a que podamos compartir de manera libre conversaciones y ponernos al día con lo que venía a la noche. Luego de asentarnos, partimos hacia el lugar donde se realizaba el evento.

La organización cuidó de nosotros y nos brindó una atención impresionante, pudimos cenar y compartir unos tragos entre amigos de la Capital y además conectar mucho mejor con los chicos de Tinogasta, uniendo lazos entre ambos departamentos. Luego, al momento de largar las bandas, disfrutamos mucho de la música y la puesta en escena en vivo de todos los artistas. Al momento de tocar nosotros, los nervios desaparecieron cuando escuchamos el aguante de la gente una vez iniciada la primera canción, ni hablar de lo que fue el resto del repertorio, la gente se copó e hizo realidad una experiencia más que buena para nosotros. Luego del show pudimos sentir el cariño de la gente al recibir muchos comentarios positivos y alentadores hacia nosotros, fue una noche mágica en Tinogasta e inolvidable para nosotros cinco.

Al otro día, después de un merecido break para todos, disfrutamos de un almuerzo espectacular entre chicos de la organización y los artistas con los que compartimos escenario, fue un domingo de familia y eso podía notarse en el aire. Una vez terminado el almuerzo, entre guitarra criolla y cajón peruano, cantamos juntos canciones populares. El momento que más marcó toda esta experiencia fue cuando tocamos nuestro single “Tormento” y no podíamos creer que personas fuera de nosotros cinco sepan la letra y acompañen nuestras voces con las suyas, fue un momento muy emotivo.

Las despedidas son desgarradoras y esta vez no fue la excepción, llegamos una noche siendo desconocidos y nos estábamos yendo siendo amigos al final. Sin dudas fue una experiencia que marcó un antes y un después en nosotros, como personas y como banda. Siempre vamos a estar agradecidos con las personas maravillosas que hicieron de esta experiencia algo inolvidable. Estamos seguros que nos volveremos a encontrar, y esperamos que esa vez sean ellos los que vengan a compartir con nosotros acá, en Capital.

Carolina Ibarra cuenta su paso por Tinogasta

Mi experiencia con Rock en La Minga, en Tinogasta, organizada por la gente de Somos lo que Somos, fue muy grata. Cuando llegué a Tinogasta conocí un poquito más de Somos lo que Somos, que es una agrupación de artistas autoconvocados, independientes, que se han juntado a generar diversas movidas culturales y artísticas. Conocí a algunos de los que forman parte de ese hermoso grupo humano: uno de ellos es Flavio, también a Iousune, a ella la conocí desde la música, a Sir Chavyx del ambiente del Metal.

Como Carolina Ibarra solista me acompañaron músicos de allá: “Seba” Holzt en bajo, Ramón “Peque” Úsqueda en batería y Sir Chavyx en viola. Realmente grata la experiencia porque nos trataron muy bien desde un primer momento.

Esta edición de Rock en la Minga venía gestándose desde hace meses y logramos concretar una fecha; yo tenía la agenda ocupada cuando me llamaron la primera vez, hace unos meses, ahora tenía libre y pude participar, compartiendo con Penumbra, de Capital; de Tinogasta con Caro Fernández, una adolescente que hace rock nacional, con muy linda voz y músicos con mucho talento; con Sinestesia, que son del grupo “Somos lo que somos”, hermoso, buen repertorio, su cantante, Iosune, tiene una voz muy linda, la conocí y la escuché personalmente por primera vez. El público fue muy respetuoso, muy lindo compartir con gente nueva. Además, hubo la participación de una amiga, Azucena Araya, que hizo malabares con fuego, también en mi show participó Flavio tocando la armónica. Una vivencia nueva en el sentido de conectar con los músicos de Tinogasta, compartir y tocar, siendo que vivo en otro lado.

Quiero felicitar a todos y todas quienes participaron en esta edición, tanto a la organización como al espacio, al público y a las bandas.

Quiero agregar que Penumbra realizó una hermosa presentación, la verdad que es una banda que viene dejando mucho que decir, se nota el laburo, los ensayos, los arreglos en el repertorio, además están haciendo canciones propias, una propuesta muy atractiva.

Fotos de Rock en la minga II – 09/04/22