Maldito Streaming

El viernes 6 y el sábado 7 de noviembre fueron las fechas elegidas por el “Colo” Freites para festejar los 19 años del programa radial Maldito Rokanrol, con la realización del festival online denominado Maldito Streaming. Primera experiencia netamente catamarqueña en un formato prácticamente inédito para eventos locales, producto de la pandemia que golpea al mundo.

Con el estandarte “maldito” al frente, nos sumamos los de Catamarca Rockera y Dog Skull Producciones. Y se puso en marcha una nueva aventura invitando a todas las bandas catamarqueñas que, unas más otras menos, estuvieron en actividad antes de la llegada del coronavirus. Fueron contactadas alrededor de cincuenta y, salvo cuatro o cinco que ni siquiera se dignaron a responder por sí o por no, la mayoría expresó su deseo de participar, pero por diferentes motivos (todos valederos) hubo varias que no pudieron hacerlo.

En total fueron veintisiete las bandas que formaron parte del Maldito Streaming. Y vale la pena nombrarlas: Serendipia, Derroche Punk, Nitrato, Los Thompson, Bonhomia, Carolina Ibarra, Más Elevados, Tommassina, Trip’s (Mutquín), Septic Karnage, Borderline, La NN (Andalgalá), Latem, Daestyne (Santa María), ¿Dónde Estás Hermano?, Seven Days, Malas Costumbres, Brujas del Valle, Lela Folquer, Lordowar, Doña Inés (Belén), Calibre, Smegma, Santos Herejes, Ceibo (Tinogasta), Etnia Sodoma y Vientos Nocturnos.

El búnker “maldito” estuvo ubicado en el reducto rockero por excelencia: Ramírez Cantina, donde Eugenia Romero, “Colo” Freites, Alejandro Weiss, Sebastián Reartes y el “Sapo” Palomeque, más algún@s invitad@s, se encargaron de presentar a las bandas.

Párrafo aparte para el tremendo esfuerzo que realizaron la ya nombrada Eugenia Romero y Fernando Heredia, quienes estuvieron a cargo de lo que pudo verse por el canal de YouTube de Maldito Rokanrol. ¿Hubo algunas fallas? Claro que sí, imposible que no las hubiera, pero lo importante es que fueron subsanadas.

Para el final de esta crónica queremos compartir un comentario del cantante de Ceibo, Carlos Villalva. Lo dio a conocer Fernando Torres en el grupo de whatsapp y creemos que lo resume todo: “Ninguna crítica mala, loco. Siempre que se hace algo por primera vez es único, no hay nada malo. Solo disfrutarlo y dejarlo que fluya. De experiencias vive el hombre, por lo tanto para la segunda vuelta no hay que olvidar lo que gustó y lo que no para que cada vez vaya saliendo más a gusto de los organizadores. Me imagino que fue un evento lleno de descubrimientos para todos”.